DIVERTIRSE GRATIS CON TUS HIJOS

Divertirse con los hijos no siempre supone un gasto adicional. A veces podemos pensar que llevarlos a un centro comercial, un parque temático, talleres dinámicos o incluso a cine es lo que más les gusta a nuestros peques, pero en realidad ellos no necesitan tanto para divertirse. Podemos hacer numerosas actividades con nuestros peques que no inciten al consumismo y que toda la familia pueda disfrutar.

  1. Hacer un maratón de lectura.
  2. Escribir historias juntos.
  3. Jugar al fútbol.
  4. Pintar o dibujar juntos.
  5. Crear un fuerte en su sala de estar con las mantas o cajas de cartón.
  6. Ir de excursión.
  7. Hacer un picnic en un parque o en la playa al atardecer .
  8. Jugar a juegos de mesa.
  9. Jugar a la pelota.
  10. Levantarse temprano, preparar un desayuno para llevar, y ver amanecer desayunando.
  11. Ir a un museo.
  12. Ir a un parque infantil.
  13. Jugar al gato y al ratón.
  14. Tener una pelea de almohadas.
  15. Dar un paseo en bicicleta.
  16. Construir castillos de arena.
  17. Alquilar un DVD y hacer palomitas de maíz.
  18. Cuénteles historias.
  19. Hacer una búsqueda del tesoro.
  20. Hacer laberintos o rompecabezas para que los resuelvan.
  21. Jugar a juegos de cartas.
  22. Trabajar en el jardín o en el huerto juntos.
  23. Hornear galletas (deje que los niños le ayuden).
  24. Ir al zoológico.
  25. Ir a la biblioteca.
  26. Comprar en una tienda de segunda mano.
  27. Crear un blog juntos.
  28. Crear un libro de recuerdos.
  29. Hacer una película con una cámara de vídeo y el ordenador.
  30. Aprende a tocar música.
  31. Pintar con los dedos.
  32. Jugar con plastilina.
  33. Hacer mini pizzas caseras.
  34. Comprar helado.
  35. Pintar camisetas a mano.
  36. Montar una hamaca, hacer limonada, relajarse.
  37. Ir a una piscina.
  38. Ir a un lugar público, mirar a la gente, e inventar historias imaginarias acerca de las personas.
  39. Visitar a un familiar.
  40. Escribir cartas a la familia.
  41. Pintar o decorar la habitación de los niños.
  42. Hacer batidos.
  43. Jugar al escondite.
  44. Crear una búsqueda del tesoro para ellos (dejando pistas en la casa o en el patio).
  45. Decorar unos vaqueros.
  46. Hacer un experimento científico.
  47. Jugar juntos a juegos de Internet.
  48. Enseñarles a jugar al ajedrez.
  49. Aprender trucos de magia.
  50. Crear un libro de familia, con información e imágenes acerca de cada miembro de la familia.
  51. Volar cometas.
  52. Hacer submarinismo.
  53. Hacer una barbacoa.
  54. Ofrecerse de voluntario.
  55. Donar cosas a la caridad.
  56. Competir en una carrera de tres piernas u otra.
  57. Hacer una carrera de obstáculos.
  58. Montar una tienda de campaña y dormir a la intemperie.
  59. Hacer una hoguera (donde esté permitido).
  60. Poner música a todo volumen y bailar a lo loco.
  61. Escribir y representar una obra de teatro (para llevar a cabo delante de otros miembros de la familia).
  62. Pintar la cara del otro.
  63. Hacer una pelea con globos de agua.
  64. Hacer una batalla con pistolas de dardos de espuma.
  65. Explora su patio y buscar insectos.
  66. Ir a dar un paseo y explorar el vecindario.
  67. Ir a correr.
  68. Tomar fotos de la naturaleza.
  69. Jugar a un juego de preguntas.
  70. Inventar preguntas de trivial sobre miembros de la familia.
  71. Hacer chocolate caliente.
  72. Jugar a las casitas.
  73. Decorar la casa con manualidades.
  74. Hacer polos.
  75. Juega a la escuela.
  76. Hacer marionetas.
  77. Hacer un libro de historietas.
  78. Jugar en la lluvia.
  79. Hacer pasteles de barro.
  80. Hacer pompas.
  81. Por turnos, decir trabalenguas.
  82. Cantar canciones.
  83. Contar historias de fantasmas en la oscuridad con una linterna.
  84. Construir cosas con Legos.
  85. Darles un baño de burbujas.
  86. Jugar con pistolas de agua.
  87. Jugar a video juegos juntos.
  88. Jugar a golpear una pelota con un palo.
  89. Jugar al fútbol.
  90. Construir un cohete.
  91. Hornear un pastel y decorarlo.
  92. Jugar a disfrazarse.
  93. Jugar a un pulso de pulgar o tener una pelea de cosquillas.
  94. Hacer una casa de galleta, o decorar hombrecillos de galleta.
  95. Aprender y contarse chistes.
  96. Jugar al baloncesto.
  97. Aprender a hacer malabares.
  98. Caminar descalzo en la hierba y recoger flores.
  99. Construir aviones de papel y hacer carreras de vuelo.
  100. Llamar de broma a sus abuelos, usando voces humorísticas.

 

 

Diversiones baratas para niños

No hacen falta grandes cosas para hacer feliz a un niño. De hecho, a menudo son actividades sencillas las que se convierten en los recuerdos más preciosos de la niñez: la vez que tu mamá paró el auto a un lado de la carretera para que pudieras subirte a un árbol, cuando te permitió saltar a placer en la cama de un hotel, los chapoteos con ella en los charcos de lluvia sin importar que llegaran a casa cubiertos de barro… Y lo mejor de todo, es que muchas de estas cosas cuestan muy poco dinero o son completamente gratis.

Aquí tienes una serie de actividades baratas y sencillas que pueden crear recuerdos imborrables para tu hijo. ¡A divertirse se ha dicho!

5 actividades baratas y sencillas para tu bebé

Déjalo destrozar

Quizás sea porque hace un ruido muy agradable o por la satisfacción de cambiar algo para siempre, pero a los bebés les encanta romper papel. Así que dale unas cuantas revista y periódicos de la pila de reciclaje y déjale rasgar páginas a gusto. ¡Cuando veas su sonrisa desdentada, ni siquiera te importará tener que recoger el desorden después!

Días de perros

Podrías llevar a tu bebé al zoo, pero no te sorprendas si se queda dormido o si le interesa más la fuente de agua que los orangutanes. En lugar de ir al zoo, puedes ir a un parque donde la gente suele pasear perros. Es igual de emocionante y menos abrumador, y además sale gratis. No te olvides de las reglas básicas de seguridad: quizás sea buena idea cargar a tu bebé en brazos o en una mochila frontal, y, por supuesto, siempre pide permiso a los dueños antes de acariciar a un perro para saber si se mantiene tranquilo alrededor de niños pequeños.

Ilumina su sonrisa

Apaga las luces, cierra las cortinas, échate en el piso y crea un espectáculo de luces para tu pequeño. Haz bailar la luz de una linterna en el techo y las paredes mientras tu bebé la mira maravillado. Un bebé más mayorcito quizás trate de sujetar la linterna por sí mismo (aunque puede que intente llevársela a la boca). Simplemente evita que proyecte la luz directamente a sus ojos (o a tus ojos).

Cita para comer

Para cambiar de aires, coloca la silla alta de tu bebé en el jardín y dale de comer, sin preocuparte de la comida que tira al piso entre bocado y bocado. ¡Creerá que se ha ganado la lotería! ¿No tienes jardín? No te preocupes. Llévate la silla alta o la del auto a un parque, sienta a tu bebé en ella y lleva una botella para hacer burbujas. ¡Le encantará mirar las burbujas que vas soplando!

Sal a bailar

En tu sala de estar, claro está. Pon tu música favorita y baila con tu bebé en los brazos. Estará en el séptimo cielo, porque podrá gozar sus tres cosas favoritas a la vez: música, movimientos rítmicos y la cercanía de mamá.

5 actividades baratas y sencillas para tu hijo de 1 a 3 años

Chuchu tren

A los niños pequeños les encantan los medios de transporte. Revisa los horarios de autobuses y trenes de un hospital local o del aeropuerto. Muchos tienen servicios gratuitos y podrás llevarte a tu pequeño de paseo, apartándote de la rutina y el asiento de siempre, para que admire el mundo desde una nueva perspectiva.

Amasa risas

Deja que tu hijo juegue con un poco de masa para hacer pizza. Como no es muy pegajosa ni demasiado suave, tiene la consistencia perfecta para sus deditos, y si le ofreces un rodillo de amasar multiplicarás su diversión. Compra la masa en tu pizzería favorita o en una tienda, o hazla tú misma. ¡Incluso puedes cocinar una pizza con una parte de la masa mientras tu hijo juega con la otra! Si no tienes ganas de cocinar, puedes congelar la mitad para otra ocasión.

Paquete de lujo

Si has observado alguna vez a un niño pequeño mientras abre un regalo, te habrás dado cuenta de que por regla general está mucho más interesado en los lazos, las cintas y el papel de envolver que en lo que hay dentro del paquete. ¡Aprovecha su fascinación! Envuelve algo pequeño, como un juguete que ya tengas o una postal, con mucho papel, cintas y lazos (la sección más colorida del periódico es perfecta para esto). Preséntale el paquete con mucha ceremonia.

¡Un avión! 

Averigua si tu aeropuerto local tiene una torre de observación, o una habitación con grandes ventanas desde donde se puede ver despegar y aterrizar a los aviones. Llévate el almuerzo y disfruta el espectáculo.

Hogar, dulce hogar

La próxima vez que compres algo grande para tu casa, como un refrigerador, una televisión o una computadora, guarda la caja de cartón. Abre un agujero para que haga de puerta y otro como ventana y permite que tu hijo la decore por fuera con pinturas y pegatinas. Le gustará mucho tener una casita a su medida, donde puede entrar con todos sus peluches favoritos. ¡No te olvides de hacerle una foto!

5 actividades baratas y sencillas para tu hijo en edad preescolar

De color de rosa

O verde o azul… Unas gotitas de colorante para alimentos convierten la hora del baño en algo muy especial. Es aún más divertido mezclar dos colores primarios, como azul y rojo para hacer morado. No te preocupes: tu hijo no saldrá de la bañera morado como una uva porque unas gotitas de colorante no le teñirán la piel.

Viaje al pasado

¿Te acuerdas de esas viejas fotografías de tu tercer cumpleaños o de tu primer día de escuela? Sácalas, acurrúcate con tu hijo en un sofá, y haz un viaje en la máquina del tiempo. ¡Los videos de tu boda también le gustarán! Y, por supuesto, los videos de su primera infancia le resultarán fascinantes, así que prepara una merienda y vete al “cine” familiar.

Rábanos veloces

Si quieres ofrecerle a tu hijo un poco de jardinería con resultados gratificantes y muy rápidos, no hay nada mejor que plantar unas semillas de rábano. ¡Las primeras hojas verdes salen en pocas semanas! Compra una bolsita de semillas en una tienda de jardinería o por catálogo (son muy baratas) y plántalas con tu hijo en un rincón soleado del jardín. Si no tienes jardín, plántalas en una maceta grande en el balcón o junta a una ventana orientada hacia el sur. A tu pequeño jardinero le encantará cavar los agujeritos, poner las semillas y cubrirlas con tierra. La diversión continúa, porque podrá regar las semillas, ver cecer los rábanos y, al final, comerlos.

Comida monocolor

A los adultos nos gusta tener una variedad de alimentos en el plato, pero a los niños a menudo les gusta la uniformidad y les puede divertir preparar una cena en la que todos los alimentos son del mismo color. Así que pídele que te ayude a encontrar alimentos para preparar una cena monocolor. Por ejemplo, amarillo: limonada, huevos revueltos, maíz y piña. Verde: pasta con pesto, ejotes (judías verdes) y kiwis. O naranja: crema de calabacín y zanahoria, camote (boniato) y jugo de naranja.

Caza natural

Dale a tu hijo una bolsa o un cubo y vayan a “cazar” cosas de la naturaleza. Déjale recoger todo lo que le guste: piñas, hojas, piedras, palitos. Cuando lleguen a casa, dale una cartulina y pegamento y ponlo a hacer un collage o una escultura. Quizás también le guste pintar una piedra, ¡y hasta puede que se convierta en su mascota favorita!

5 actividades baratas y sencillas para tu hijo en edad escolar

¡Buen provecho! 

Deja que tu hijo se haga cargo de la cena una noche (tú puedes ser su servicial ayudante y encargarte de cosas difíciles como abrir una lata o sacar algo del horno). Puede decidir lo que va a preparar e incluso dibujar un elegante menú. Algunas sugerencias: sandwiches, ensalada, pizza, y gelatina o fruta de postre.

Descanso para mamá

¿Sabes esas noches en las que te sientes agotada y desearías que alguien te acostara a ti para variar? ¡Esta es tu oportunidad! Dile a tu hijo que necesitas a un ayudante especial para que te acueste temprano esta noche, y pregúntale si él podría hacerlo. Puede escogerte un pijama, asegurarte de que te cepilles los dientes y te laves la cara, leerte un libro, arroparte, darte un beso y apagar la luz. ¡Seguramente oirás algunas risas ahogadas al otro lado de tu puerta cerrada! (Por supuesto, damos por descontado que tu pareja u otro adulto responsable está en casa para ocuparse del niño una vez tú estés acostada).

Acampada interior

Espérate a que un día haga frío y oscuro, y mejor aún si tu hijo está aburrido. Sugiérele ir a acampar… en tu sala de estar. Haz una tienda de campaña poniendo algunas sábanas sobre varias sillas. Si tienes sacos de dormir, mételos adentro y, si no tienes, puedes usar almohadas y mantas para crear unos. Cuenta cuentos y canta canciones alrededor de una hoguera imaginaria. Y luego apaga la luz y crea una maravillosa noche estrellada iluminando el techo con una linterna a través de un colador.

Los niños escogen

Deja que tu hijo “dirija” el día. Puede tomar decisiones importantes, como lo que quiere comer, qué actividades desea hacer y qué programa de televisión van a ver. Dale al día un nombre especial, como “Día de Santiago”, para que pueda planearlo, por ejemplo: “En mi próximo Día de Santiago quiero montar en bicicleta, lavar al perro y comer espaguetis”.

En busca del tesoro

Pon a tu hijo a buscar un tesoro en tu propia casa. Esto requiere un poco de preparación, pero vale la pena. Dale una nota que diga, por ejemplo: “Mira en el recipiente donde está la harina”. O puedes hacerlo un poco más difícil, dándole una pista como: “Mira dentro del recipiente que tiene un polvo blanco que se usa para cocinar”. (Si tu hijo aún no sabe leer muy bien, puedes preparar dibujos en lugar de frases). En el recipiente de la harina encontrará otra nota que le dirá dónde debe buscar después, por ejemplo, dentro del refrigerador o debajo del tapete de la entrada. Crea unos cuantos escondites por el estilo y en el último, pon un premio. El premio puede ser algo muy pequeño, ya que la gracia de este juego está en la búsqueda, no en lo que se encuentra.

l

5 Juegos para Entretener a los Niños en el Auto

Viajar con niños no es tarea fácil, aun más si es un viaje largo. Es impresionante pero cuando viajamos en auto llevamos media casa, aunque sea por 3 o 4 días, no queda espacio para nada. Si les mostrara una foto de mi auto cuando viajamos se ríen, seguro.

Para asegurar (o tratar de) que el viaje no sea una tortura mental, en que cada 5 minutos los hijos nos estén preguntando ¿Cuántos minutos faltan? es súper importante planear algunas paradas a lo largo del viaje, llevar unos snacks, identificar previamente posibles lugares para hacer pipi (que sea medio decente) y claro tener algunos juegos para entretener a los chiquitos.

El tablete es una buena opción pero igual se aburren y son individuales, no permiten interacción entre todos.

¿Qué les parece tener planeado algunos juegos para animar a los niños y acordar la época en que nosotras éramos niñas también?  Viajábamos solo en auto, los viajes eran eternos, las carreteras eran precarias y no existían tablets, ¡claro! ¡Que rica época! Del tipo, “éramos felices y no sabíamos”.

Bueno dejando a un lado la nostalgia, vale recordar que tampoco usábamos cinturón de seguridad en las sillas de atrás, pero esto era en estas épocas…  no está mal decir que los niños SI o SI deben usar cinturón de seguridad y que los juegos no deben distraer al conductor, ¿de acuerdo?

Buenos aquí les dejo una ideas de juegos que seguro van a inspirar a hacer muchos otros más, los preferidos de su niñez.

1- Complete la História

Era uno de mis favoritos…

Un jugador empieza una história “En un bello día de sol en la montaña encontré…”, el siguiente jugador repite lo que dijo el jugador anterior y aumenta algo nuevo a la historia “En un bello día de sol en la montaña encontré… un perrito de manchas negras que estaba perdido…” y así en adelante, cada uno va completando la historia.

El desafío está en que cada jugador debe repetir lo que dijo los otros jugadores. El que se equivoca o olvida pierde.

2- La Hora del Show

Un jugador elige una palabra con la cual se debe cantar una canción que tenga esta palabra. El jugador que canté gana un punto. El juego sigue hasta que cada jugador haya sugerido una palabra. Gana el jugador que acumula más puntos.

3- El Juego de las Letras

Algo parecido con el juego anterior pero con letras. El primer jugador dice una letra y una palabra (animal, ciudad, color, mes, artista, profesión, país, etc). Seria algo así: “Animales con la letra A” (abeja, águila, araña). Todos los jugadores deben responder. Cuando todos hayan respondido el siguiente jugador elige una otra palabra con la misma letra “País con la letra A” (Alemania, Argentina, Angola) y así sucesivamente hasta que todos hayan elegido palabras y cambien a otra letra. Sale del juego él que no responda.

Lo bueno de este juego es que dá para largo porque son muchísimas letras y palabras.

4 – Competición de Colores

Antes de iniciar el viaje cada jugador debe elegir un color de auto. Deben ser colores distintos. Cuando ya estén en la carretera deben ir contando la cantidad de autos que pasen de aquel color elegido. Por cada auto, un punto. Gana el que tenga más puntos hasta el final del viaje.

TIP: Si el viaje es demasiado largo elijan no más un trecho del camino o algunos minutos.

5 – Lo que Vi

Otro juego para despertar a la imaginación de los chiquitos y grandes. Cada jugador debe elegir algo que haya visto en el viaje (un árbol, una moto, una casa, una persona, etc). En el turno de cada jugador se debe dar tips a los otros jugadores de lo que haya visto. En el caso de un árbol por ejemplo “Es una cosa verde, alta…”. Gana un punto el que adivina primero. Si nadie adivina el mismo jugador elige otra cosa. Gana el que tiene más puntos.

Y así van hasta que se cansen….

¿Quieres diversión y aprendizaje en filosofía?

En este espacio, la profesora comparte recursos que usa en sus clases en:

  • 4º ESO
  • 1º Bachillerato
  • 2º Bachillerato
  • Tutoría

 

 

Las secciones que hallarás en su blog, son:

  • ASIGNATURAS
    • Categoriza los contenidos en los niveles en los que imparte clases.
  • HERRAMIENTAS 2.0 PARA FILOSOFÍA
  • GAMIFICACIÓN
    • Ofrece sugerencias para el momento de llevar esta metodología al aula, pero además comparte los juegos que ha creado con diferentes herramientas TIC (como Kahoot!CerebritiQuizizz o Socrative), para hacer llegar la filosofía a los estudiantes como:
    • También ha programado ella misma el juego “La Senda del Bien“, que aborda las teorías éticas de Sócrates, Platón y Aristóteles.  Este juego se puede descargar de forma gratuita, es una oportunidad para aprender y repasar dichas teorías interactuando con los pensadores y obteniendo “puntos de sabiduría”.
    • Importante mencionar que también sugiere juegos no digitales, pues no necesariamente son los únicos que se usan al gamificar una experiencia de apredizaje.
  • FILOSOFÍA PARA NIÑOS
    • Ofrece recursos sobre cómo aplicar este programa.
  • OTROS MATERIALES
  • PONENCIAS Y CURSOS IMPARTIDOS
    • Comparte su participación en eeventos académicos así como los cursos que ha impartido. Como ejemplo, menciono la III Jornada Conectado y Seguro de la Junta de Extremadura en el CPR de Mérida, en la que explica el proyecto ECO de Difusión Cultural para jóvenes que implementan en su colegio. Aquí la ponencia:
  • PUBLICACIONES
  • MOOC´S